General Racedo, 23-9-20.- El Presidente Alberto Fernández y el gobernador Gustavo Bordet visitaron la planta avícola que el Grupo Motta posee en General Racedo, donde observaron la nueva construcción de la empresa, que le va a permitir incrementar en un 50 por ciento su producción y en un 30 por ciento su personal.

El titular de la empresa, Héctor Motta, destacó la visita de los mandatarios: “Realmente es un hecho histórico que el Presidente de la República, acompañado por nuestro gobernador y los ministros del Poder Ejecutivo de la Nación nos visitaran hoy”, dijo.

Y reiteró: “Es un hecho histórico, no cabe ninguna duda, que haya visitado una localidad donde jamás ningún Presidente creo que pensó en venir. Es la primera visita que recibe Racedo, por lo tanto nos sentimos orgullosos de haberlos recibido”.

Sobre la actividad realizada, indicó que “le mostramos una planta de procesado de aves que está en construcción, que va a tener 13.000 metros cubiertos y nos va a permitir incrementar hasta un 50 por ciento nuestra producción a partir del 2021”.

Según precisó, esa producción “va a estar destinada principalmente a la exportación, que es un poco el objetivo que tiene esta planta que estructuralmente está preparada para eso; vamos a incrementar el personal en un 30 por ciento, lo que se va a sumar a los 700 empleados que tenemos hoy en el Grupo Motta, e indudablemente va a haber una mayor facturación”.

En cuanto a lo conversado con los mandatarios, dijo que dialogaron sobre “los inconvenientes que está teniendo el país y qué necesitamos para exportar más, que nos saquen algunos derechos de exportación lo que nos permitirá recuperar en parte la competitividad”.

Agregó que también hablaron sobre “infraestructura de la provincia, qué se requiere principalmente en esta zona; y de la necesidad de líneas especiales de crédito para los productores agropecuarios, en particular para aquellos que quieran incursionar en el campo de la avicultura que puedan construir sus propios galpones para trabajar en un rubro, que es la integración avícola, que se dedica al engorde de los pollos. Creemos que es un factor de desarrollo muy importante para la provincia de Entre Ríos”.

Sobre el particular, comentó que el Presidente “llamó a la responsable del área que lo estaba acompañando y le pidió que se haga cargo de este tema, así que van tratar de implementar una línea de crédito específica para la construcción de galpones en la provincia”.

“Quisimos decirle al Presidente que no está solo, que hay argentinos que a lo mejor por comodidad, placer o porque creen que la vida se le termina a cada instante están pensando en irse. Le dije que yo pertenezco a una familia donde mis abuelos decidieron allá por 1890 venir a estas tierras, desde Alemania, Suiza e Italia; hace 130 años que estamos trabajando a acá y vamos a seguir en estas tierras. Hay que seguir fortaleciendo a la Argentina, que realmente tiene un potencial que está muy cerca de la mano y que podemos lograr”, subrayó.

Por último, consideró que “tenemos que dejar el granero del mundo para ser los suplidores de productos del mundo; los productos nuestros deben llegar a cualquier rincón del mundo donde haya gente necesitada de consumirlos; y eso es lo que tratamos de hacer, con una constante que es la calidad y la marca Argentina”.

La planta

El Grupo Motta lleva adelante una inversión de más de 40 millones de dólares que tiene por objetivo ampliar y modernizar las instalaciones de sus firmas, Calisa y Cobise, y multiplicar la capacidad productiva. Actualmente exporta sus productos a más de 20 países y forma parte de una de las cadenas de valor más importantes de la provincia.

La comercialización de pollo entero, gallinas, alas, menudos, carcasas, filet, pechugas, piel, harina y productos de gran valor agregado cocidos y congelados, desde Entre Ríos al mundo, convierten a Calisa en el gran exponente de la industria avícola argentina.

Desde hace más de 20 años Calisa exporta sus productos a países de todos los continentes, contando con habilitaciones y certificaciones internacionales.

En sus plantas se trabaja bajo las normas BMP (Buenas Prácticas de Manufactura) que involucran a personal, infraestructura, instalaciones y equipos, mantenimiento y distribución.

La planta se encuentra habilitada para Unión Europea, Canadá, China, Chile, Rusia, entre otros países. La certificación BRC, estándar mundial para la seguridad de alimentos y habilitación internacional HALAL permiten la comercialización en el mercado islámico.