Entre Ríos, 26/8/20.- En el marco del trabajo articulado que la provincia realiza con los gobiernos locales en materia de género y diversidad, la vicegobernadora Laura Stratta y la ministra de Desarrollo Social, Marisa Paira, presentaron el Programa de Fortalecimiento de Políticas Locales de Género.

El gobierno entrerriano viene consolidando una estrategia integral de abordaje de las situaciones vinculadas al género y la diversidad, con el compromiso de trabajar mancomundamente para la erradicación de las formas de la violencia que se suscitan. En este contexto el intendente de San Salvador, Lucas Larrarte, acompañado por el senador Marcelo Berthet, firmó el primer convenio para la implementación de esta política pública. Además, participaron del encuentro virtual la secretaria de Mujeres, Género y Diversidad, Mariana Broggi; y la subsecretaria de Mujeres, Valeria Migueles.

Al hacer uso de la palabra la vicegobernadora señaló: “Hoy presentamos formalmente el Programa de Fortalecimiento de Políticas Locales de Género en cada uno de los territorios. Es un pedido del gobernador Bordet que podamos tener en cada rincón de nuestra provincia estrategias locales de abordaje de la violencia por razones de género y diversidad”, dijo y añadió: “Nos parece importante resaltar el compromiso que hay con la temática para abordarla de manera integral, para trabajar desde la corresponsabilidad y darle fortaleza a quienes desde el territorio son la primera puerta que se golpea cuando un derecho es vulnerado”.

Stratta resaltó además que la actividad se enmarca en una serie de acciones que lleva adelante el gobierno provincial con el objetivo de construir “un Estado presente que promueve y acompaña los proyectos de vida de las mujeres y sus familias”. En ese sentido indicó además: “Hemos estado trabajando en conjunto para presentar un nuevo régimen de prevención y erradicación de la violencia por razones de género y en el marco del acompañamiento que se hace a las mujeres en los hogares de protección”.

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social manifestó: “En la actualidad, fruto del camino que la provincia viene construyendo con los gobiernos locales, tenemos 43 áreas municipales especificas, de las cuales 33 tienen juzgados de referencia. Este dato es importante para mirar el abordaje integral que nos demandan las problemáticas de violencia, género y diversidad, y que a través de este programa nos permita reforzar el trabajo que realizan los equipos en el territorio”.

De la misma manera, Paira subrayó: “Esta política prevé un trabajo específico con cada gobierno local para fortalecer la atención de las situaciones de violencia y la articulación con los espacios judiciales territoriales que tienen a su cargo la aplicación de la Ley 10.058. Y es importante resaltar que este programa considera un refuerzo en materia alimentaria para los refugios y espacios de cuidado de mujeres, lo que implica un aporte a las respuestas que tenemos en diversas partes de la provincia ante las medidas que se toman por violencia de género”.

A su turno, el intendente Larrarte indicó: “Para nosotros es un enorme desafío continuar generando espacios específicos de cuidado y apoyo en lo que es esencial para la población, en este caso para las mujeres de la provincia y nuestra ciudad. El aporte económico de la provincia, que no es un tema menor en esta política, nos permitirá enfocar los esfuerzos en brindar soluciones para situaciones que dañan los derechos de las mujeres”.

Detalles del programa

El convenio con el municipio de San Salvador fue rubricado en el marco del Programa de Fortalecimiento de Políticas

Locales en Género, creado mediante el decreto N°1203. A partir de ahora se celebrarán firmas de convenios de colaboración para aunar fuerzas con los gobiernos locales de la provincia.

El objetivo del programa es fortalecer la respuesta del Estado en el ámbito de los municipios, comunas y juntas de gobierno en todo el territorio provincial, permitiendo un abordaje integral de la problemática de violencia de género y diversidad sexual. La provincia brindará financiamiento para reforzar recursos que actualmente se destinan a las áreas específicas. En una primera instancia alcanzará a 45 localidades priorizando zonas donde la problemática se aborde solo desde la Justicia, y en 2021 se extenderá a 55 áreas municipales.